domingo, 11 de febrero de 2018

La incomPPetencia hecha carne

     La incompetencia es tanto más dañina cuanto mayor sea el poder del incompetente. - Francisco Ayala.


     Mucho ha dado que hablar el Ministerio del Interior desde que el infame Presidente Rajoy llegó al poder para desgracia de este país. La Ley Mordaza, las medallas a vírgenes, los asesinatos en el Tarajal o el acoso ilegal a otros políticos desde las cloacas del estado, son algunos de los vergonzantes episodios que nos dejaron para nuestra historia negra el indecente Fernández Díaz  y su inseparable ángel Marcelo. Pero como todo es susceptible de empeorar, tras Fdez. Díaz llegó Zoido, otro PPajarraco ultra católico que además es un señorito andaluz. Con Zoido en el cargo, el Ministerio se ha convertido en un espectáculo de varietés, en el que los secretarios de estado se chivan a los malos, los directores generales dirigen el tráfico desde terrazas sevillanas y las fuerzas de orden público protagonizan tiernas "operaciones PPiolin" en las que apalean a ciudadanos mientras buscan urnas, todo ello por supuesto, presuntamente.


     En el colmo de la incompetencia zoidiana, esta semana hemos sabido que el lamentable ministerio ha pagado más de cuatro millones de euros, en concepto de gastos del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Fuerteventura, que carece de actividad desde 2.012. Cuando saltó la noticia, Zoido como buen numerario de la secta de la gaviota, lo negó todo, pero ante la pregunta de la senadora de Nueva Canarias, María José López Santana, el Ministro no tuvo más remedio que reconocer los hechos: El ministerio paga a empresas privadas un pico en concepto de alimentación de nadie y gastos médicos para nadie. En concreto, el Ministerio ha desembolsado 670.000€ entre los años 2.013 y 2.017 a la empresa Albie S.A. por la alimentación de unos internos que no existen y otros 36.388.21€ anuales a Clínica Madrid por la atención sanitaria de esos inexistentes internos. Ante semejante despropósito, puesto que estas dos empresas están cobrando dinero público por unos servicios que no prestan, Zoido, muy desahogado, espetó que esos gastos se justifican en previsión de que el CIE vuelva a ocuparse, como si existiera la posibilidad de que cualquier tarde, brotarán como setas 200 emigrantes a los que hubiera que preparar de urgencia unas tortillitas francesas y unos filetitos de merluza. ¿Estamos ante nuevas corruPPtelas con el PP al mando...? ¿Quienes están detrás de Clínica Madrid y Albie? ¿Devolverán estas empresas el dinero? Sería interesante que la fiscalía anticorrupción investigara estos gastos.

     Como veis una vez más desde el Ministerio del Interior se cachondean de los españoles. Antes con un iluminado con ángel y todo. Ahora con un grupito de andaluces que a modo de chirigota gaditana nos hacen chufla. Cuántos ridículos nos habríamos ahorrado si Juan Ignacio se hubiera hecho pastelero como quería su padre.

domingo, 4 de febrero de 2018

Sin memoria no hay justicia

     Ahora se usa la Ley como un arma en lugar de una herramienta. - Warren Bennis


     Mucho habla Rajoy en los últimos tiempos de la Ley: "Sin Ley no hay nada" , "Todos estamos sometidos al imperio de la Ley y nadie está por encima de ella", "Hay que cumplir la Ley"... Más allá de las sospechas de corruPPción que persiguen al lamentable PPresi y a su chusma de la gaviota, que deja a los peperos fuera de la Ley,  hay una Ley que Rajoy se pasa por el forro y además se jacta de no cumplirla cada vez que en una entrevista tiene ocasión. Estoy hablando de la Ley de Memoria Histórica, una Ley tan importante como las demás y de obligado cumplimiento para todos los niveles institucionales de la administración. Además de incumplir está Ley, los PPajarracos, creyéndose por encima de lo humano y lo divino, han llegado a mofarse de las víctimas, supongo que para escapar de sus conciencias, siendo como son los herederos de los verdugos.


     Esta semana la Diputación de Ciudad Real en el marco del programa Mapas de Memoria, ha rendido un merecido homenaje a las víctimas de la represión franquista en la provincia, casi 4.000 entre los 2.800 fusilados y los algo más de 1.000 que murieron en las cárceles del genocida de hambre y miseria. Esta lista podría aumentar en los próximos meses en varios centenares más, pero de momento nos  ha permitido conocer con nombres y apellidos algunas historias como la de las hermanas Rufina y Beatriz Úbeda Palomares. Beatriz y Rufina, lavanderas de la ciudadrealeña localidad de Malagón, se encontraban en la cola de la fuente para coger agua cuándo una de las niñas bien del pueblo, posiblemente madre, tía o abuela de alguno de los actuales PPajarracos provinciales, les exigió que la dejarán pasar antes. Las hermanas Úbeda se negaron a que se les colará la señoritinga, hecho este que provocó que días después, Rufina y Beatriz fueran detenidas, les quitaran las dotes que tenían para casarse y fueran fusiladas meses más tarde en el cementerio de Ciudad Real. Este atropello por el que ni los cerdos que las denunciaron, ni los cobardes guardias civiles que las detuvieron, ni el cruel juez que las condenó han pagado, fue el principio del acoso a la familia Úbeda Palomares, que llevó a la cárcel a alguno de los hermanos y a la madre, una viuda con 9 hijos a su cargo.

     La historia de Rufina y Beatriz, sólo es una más entre las miles de dramáticas historias de la venganza y "limpieza" con la que la despreciable derechona que ganó la guerra aterrorizó a España. Franco y sus asesinos, al igual que les ocurre ahora a sus herederos del PP, no fueron capaces de tener honor ni en la victoria y quizás es esta falta de honor lo que lleva a Rajoy y a su rancia mafia ultra a incumplir la Ley y vanagloriarse de ello, torpedeando además todos los esfuerzos de las familias para recuperar a sus muertos.

     Parece mentira que los de la gaviota, siempre tan reivindicativos con la memoria de las víctimas del terrorismo, se muestren tan desmemoriados con las víctimas del genocidio franquista. Una vez más aparece la vergonzosa y pepera distinción entre víctimas de primera y de segunda. Señor Rajoy, la justicia es un derecho que su cacareada Constitución reconoce a todos los españoles y sin memoria no hay justicia.


domingo, 28 de enero de 2018

Un sistema viciado

     El pueblo que soporta una tiranía, acaba por merecerla. - Gabriel Alomar.

     Tras unas semanas de descanso, encaramos el curso político tal y como lo cerramos en 2017. Mucha Cataluña, nuevos y muy maquillados datos del paro y la inacción de un gobierno, lacerado por una corruPPción que parece no tener fin. En lo tocante a Cataluña y el empleo, miembros del gobierno, peperos de carnet y sus solícitos medios de cabecera, siempre sacan unos minutos para soltarnos lo demoníaco que es Puigdemont o lo bien que lo está haciendo el PP en la creación de empleo. ¡500.000 nuevos empleos en un año! exclaman, mientras otean por donde escapar si el periodista de turno es crítico y les recuerda que de todos esos puestos de trabajo, 400.000 son pura mierda que no dan ni para malvivir. Con el tema de la corruPPción los PPajarracos ya no se muestran tan locuaces y en el mejor de los casos, despachan la pregunta con un "llego tarde" o el habitual "son cosas del pasado".

     En este sistema viciado al que llamamos " Democracia española", vemos con estupor como los ladrones más activos del hampa europeo, se pavonean en libertad y nos enmiendan la plana como es el caso de Rato,. Son liberados tras condenas ridículas, a pesar de haber destrozado la vida a centenares de familias, como en el caso Díaz Ferrán. Mantienen cargos que nos cuestan un pico y quedarán impunes a pesar de estar demostrado que son los cabecillas de la trama corruPPta de turno, como ocurre con Camps o desgraciadamente siguen en el poder con el entusiasta aplauso de muchos como es el caso de... bueno, ya sabemos todos quién.


     En nuestra mugrienta democracia se echa de menos la beligerancia de algunos medios comunicación escritos, que lejos de desenmascarar al régimen con investigaciones periodísticas, ahora se venden por un puñado de monedas en publicidad que les hacen perder su libertad y ¡ay de aquel que no se venda! Acabará cerrando como la malograda Interviú, revista bandera del periodismo de investigación durante el período democrático, que ahora en A3 Media o Mediaset reducen a cuatro portadas de señoras semi desnudas.

     Dice el refranero español que "quien hace la ley, hace la trampa" y es cierto. El marco legal de nuestra democracia, está pensado para que Rajoy y su chusma puedan seguir gobernando a pesar del saqueo, para que Aznar, Felipe González y otros muchos de sus partidos se sigan forrando con las puertas giratorias, para que siempre gane la banca ... Pero no es menos cierto que todos contribuimos a deteriorar y viciar el sistema con nuestra permisividad y conformismo que nos llevan a la lasitud política. Nuestras grandes tragaderas como sociedad, permiten a Rajoy esa chulería con la que nos anuncia que seguirá siendo candidato, para regocijo de defraudadores, especuladores y maleantes de alta alcurnia. Nuestra dejación de funciones como pueblo soberano, permiten al gobierno presentar recursos preventivos a un Constitucional desnaturalizado y entregado, para alegría de los que perdieron las elecciones. Ya estamos pagando nuestra falta de implicación, pero el precio puede ser tremendamente alto.

domingo, 17 de diciembre de 2017

Normalizando lo absurdo

     No hay peor tiranía que la que se ejerce a la sombra de las leyes y bajo el calor de la justicia. - Montesquieu.

     Esta semana por fin llegan las elecciones catalanas que convocó, arrogándose funciones que no le correspondían, el señor M. Rajoy. Hoy ni siquiera voy a valorar la legalidad de las medidas del 155. Legal o no, todo está consumado y ahora habrá que mirar hacia el futuro, procurando que los comicios se desarrollen, en plena libertad y con las máximas garantías. Los independentistas no se fían de los unionistas y estos a su vez desconfían de los primeros. Si bien en esta pugna, los que tienen el control son los unionistas y dentro de estos, los muy poco fiables de la secta PPopular. Hemos visto como el gobierno ha retorcido la Constitución y presionado al Constitucional para llevar el ascua a su sardina y en los últimos días, asistimos a la vomitiva actuación de la Junta Electoral Central que con sus decisiones, va normalizando lo absurdo, entiendo también que manipulada por la larga mano del gobierno, para satisfacer las, a veces poco democráticas, demandas de los muñequitos de Ciudadanos. 


     En esta linea de Prohibiciones absurdas de la escorada Junta Electoral y que lamentablemente todos nos estamos tragando sin decir ni mu, encontramos las primeras que ya hicieron hace algunas semanas: Orden de retirar de Ayuntamientos y demás fachadas con cierta visibilidad, las pancartas que demandan la libertad de los presos del Process. ¿Imagináis esta prohibición en Euskadi cuando las plazas de los pueblos vascos estaban llenas de las fotos de presos de ETA...? Nunca se prohibió y si se hizo, la prohibición nunca se cumplió y por supuesto, nadie tuvo huevos a enviar ni policías, ni bomberos a descolgar las reivindicativas pancartas. Todo el mundo, candidatos y partidos asumieron con naturalidad que en realidad influían poco o nada en el sentido del voto de los ciudadanos vascos.

     En la escalada de prohibiciones absurdas, la JEC, subió estos días de atrás un escalón más y llegó a la prohibición cromática: La unionista Junta ha prohibido los lazos amarillos en los colegios electorales, lazos con los que de nuevo se reivindica la libertad de los presos. También han prohibido la iluminación amarilla en edificios municipales y fuentes de Barcelona y además en Lleida, nadie puede portar los lazos en los edificios públicos. No es que a mi me guste especialmente el color amarillo, pero jamás nadie prohibiría el lazo rojo del SIDA o el morado contra la violencia de género y no olvidemos que todo es susceptible de reivindicación en una sociedad madura y democrática.

     Por último, en esta vorágine de prohibirlo todo en el contexto de las elecciones catalanas, la Junta de Tarragona ha prohibido a un pequeño grupo de jubilados llamados "avis y àvies per la llibertat"  manifestarse en Reus  durante la campaña porque piden la libertad de los presos en sus concentraciones. ¿De verdad hay gente cobrando un sueldo público que piensa que una pequeña concentración de abueletes en Reus puede influir en el voto de los catalanes...? ¿Que hubiera sido del 15M si una prohibición semejante se hubiera hecho en Mayo de 2015...? Algunos pidieron prohibir al 15M manifestarse, como no desde las filas de los PPajarracos, puesto que en aquel momento también había elecciones, pero a nadie se le pasó por la cabeza llegar a cercenar de esa manera los derechos y libertades públicas, desde luego, con mejor criterio del que ahora rige en este puñetero país.

     ¿Hasta cuando callaremos ante estos atropellos democráticos? ¿Que será lo siguiente, ayudar a las monjitas del convento de turno a ensobrar los votos a la mafia popular de los ancianitos a su cargo...? Hoy se están conculcando las libertades democráticas de los catalanes con nuestro silencio cómplice, pero mañana pueden violarse las nuestras en Castlla la Mancha, Extremadura o Baleares por haber normalizado lo absurdo sin rechistar. ¡Para echarse a llorar!

domingo, 10 de diciembre de 2017

Inconstitucional

     Una buena Constitución no puede por sí misma hacer feliz a un pueblo. Una mala sí puede hacerlo infeliz. - Guy Carcassonne.


     En la semana en que se ha celebrado el día de la Constitución, todo el mundo ha hablado de una posible reforma de la que de momento es nuestra Ley de Leyes. Unos, los más valientes, apuestan por una reforma integral y sin complejos de la Carta Magna. Otros, más timoratos y quizás con un exceso de prudencia, apuestan por pequeños retoques generales y una reforma más profunda en lo referente a la organización territorial de España. Por último, los de siempre, una minoría encabezada por el vergonzante Presidente Rajoy, que no quieren cambiar nada. Los que en el 78 despreciaron la Constitución y ahora la defienden a capa y espada, hablan de amplios consensos para mover una coma, obviando que en el 78 el consenso se alcanzó más por obligación que por devoción, como salida a una dictadura asesina y cruel que seguía controlando la mayoría de las instituciones con poder del momento. La realidad demuestra q Rajoy y su corruPPta secta, habituales en eso de retorcer artículos de la Constitución e influir en las voluntades del Constitucional, violan un día si y otro también la denostada Carta Magna con Leyes, decretos y alguna que otra treta en la sombra.


     Estoy seguro, aunque a los magistrados del Constitucional no les permitan pronunciarse en este sentido, que la Ley "mordaza" y su particular forma de ser aplicada por algunos jueces, es inconstitucional. Atenta gravemente contra la libertad de expresión, permitiendo procesar y condenar a ciudadanos por declaraciones, tweets o chistes que simplemente expresan pensamientos o ideologías con más o menos gusto.

     Seguro que es inconstitucional recortar en sanidad pública y gastar nuestro dinero en hospitales, aparatos de diagnóstico y personal que se entregan a una muy deficiente gestión privada y a un coste muy superior, simplemente para beneficiar empresas afines al gobierno y a su mafia genovesa. En esta linea además, los de Rajoy obligan a aquellas comunidades que ahorran en su gasto farmacéutico a compensar a Farmaindustria para que el lobby que controla la producción de medicamentos no pierda ni un euro.

     No parece muy constitucional vender una buena parte del parque de vivienda pública del Ayuntamiento de Madrid, a los fondos buitre de carroñeras compañías financieras, que tienen a tu hijo en nómina como hizo Ana Botella. El resultado fue terrible, con cientos de familias que quedaron en la calle, víctimas de estos fondos y del repugnante clan Aznar-Botella.

     De inconstitucional también podríamos tachar la reforma laboral de los de Rajoy. De "extremadamente agresiva" la calificó el ultra liberal Ministro Guindos con una sonrisa de oreja a oreja y es que aquel engendro normativo, ha permitido a los empresarios en España especular con las vidas de sus trabajadores, con contratos basura y sueldos miserables. Los mini-jobs alemanes, se han extendido por nuestro país, pero eso sí, con condiciones laborales propias de Bangladesh que no aportan nada ni a la Hacienda Pública, ni a la Seguridad Social.

     No debería ser constitucional permitir la existencia y facilitar subvenciones a una fundación que hace apología del franquismo y ensalza la figura del genocida, mientras se incumple la Ley de Memoria Histórica y además se alardea de ello como hace el indecente Rajoy. Esto demuestra las grandes carencias de la Constitución española, redactada bajo la tutela del régimen y que permitió la impunidad de torturadores y asesinos, como el suegro de Gallardón, el capitán Muñecas o el apodado "Billy el niño".

     Si fueran justos los magistrados del Constitucional, decretarían de oficio la inconstitucionalidad del rescate a la banca, que nos va a costar varias decenas de miles de millones de euros. Los bancos fueron víctimas de su avaricia, pero el gobierno salió en su ayuda con el dinero de la educación de nuestros hijos y las pensiones de nuestros padres y abuelos y a pesar de todo, lejos de estar agradecidos, se comportaron con usura, expulsando de sus hogares a cientos de miles de familias que en plena crisis no podían pagar sus hipotecas.

     Inconstitucionales también son las tarifas eléctricas que se pagan en España y que vienen propiciadas por la punible política energética de un gobierno corruPPto que grava las energías renovables en el país del sol, buscando el ingente beneficio de compañías de electricidad, para ocupar sillones en sus consejos de administración cuando su vida política acabe. España tiene la electricidad más cara de Europa, con los sueldos y pensiones más miserables, circunstancia que ya ha provocado varios muertos, sin que nadie pague por ello.

     por último y a sabiendas de que se quedan muchas cosas en el tintero, INCONSTITUCIONAL es financiarse en negro a cambio de contratos públicos, creando una caja B, para pagar sobresueldos, entre otros a un tal M. Rajoy, y financiar campañas electorales, que han llevado al PP a ganar ilegalmente varios comicios.

     Como veis, nuestra Constitución y el Tribunal Constitucional muy efectivos no son, vistos los desmanes y agresiones sociales del sistema que se producen en nuestro país y es que una Constitución tan defendida desde la secta PPopular, muy buena no puede ser. Yo más que reformarla, la cambiaría con una mayoría cualificada, porque afortunadamente es imposible alcanzar el consenso del 78, entre otras cosas, porque ya no tenemos miedo.



   

     


domingo, 3 de diciembre de 2017

Sin coartada

     El que no conoce la verdad es simplemente un ignorante. Pero el que la conoce y la llama mentira, ¡ese es un criminal! - Bertolt Brecht.


     Una vez desinflado el soufflé catalán, ha llegado el momento de volver a las trincheras con artículos, blogs, twits y demás herramientas que el siglo XXI ha puesto a nuestra disposición. El gobierno del bobo, el más corruPPto de la historia reciente de Europa, apuntalado por un grupo mafioso con apariencia de partido político, se ha quedado sin coartada. El conflicto catalán, los desvaríos de Puigdemont o la manoseada bandera de España, ya no dan para tapar los desmanes e intrigas de ese grupo de miserables que dirige el eterno PPresunto Mariano Rajoy.


     En estos meses de pre-referéndum, post- referéndum y 155, mientras los PPajarracos, su muleta de C's y la sumisa y timorata oposición del PSOE solo hablaban de CAT, el gobierno de forma sibilina ha manipulado la justicia a su favor, moviendo jueces y fiscales para allanar su camino judicial como partido corruPPto e intentar suavizar las sentencias de sus corruPPtos. Mientras los medios caían en la tramPPa genovesa y solo informaban de la fuga de Puigdemont, el gobierno se fundía el préstamo que dieron para sanear la Seguridad Social y exprimía un poco más la saqueada hucha de las pensiones para poder pagar ahora la extra de Navidad, algo que demuestra que el empleo creado por Rajoy y sus miserables ministros es pura mierda. Sus 500.000 empleos son basura que no aportan cotizaciones y solo sirven para retorcer la estadística del paro, dado que los de la secta de la gaviota llaman "27 puestos de trabajo" a los 27 contratos de 2 horas que cualquier franquicia hace a la chiquita de turno para doblar ropa a la hora del cierre. Mientras que el PSOE se dejaba engañar para apoyar a Rajoy con el psedo-franquista 155, en España la ultraderecha ha empezado a campar a sus anchas, apaleando manifestantes, insultando a políticos de izquierda y amenazando periodistas y además hemos tenido que aguantar como el ultra Pablo Casado o el siempre repugnante Rafa Hernando han justificado estos hechos. Mientras miles de estuPPidos engalanaban sus balcones y ventanas con la legal, pero no legítima banderita roji-gualda, el gobierno del latrocinio ha permitido a sus coleguitas de la mafia eléctrica, subir el recibo de la luz hasta niveles inaguantables y me atrevería a decir que ilegales, convirtiendo a España en el país con la electricidad más cara de Europa, eso sí , con unos sueldos miserables.

     La última hazaña de estos fascistas, sí, ¡FAS - CIS -TAS! con piel de demócratas, aprovechando la confusión generada por el process, es intentar eliminar los perfiles anónimos de las redes sociales en pro de lo que ellos entienden por "información veraz! y ya sabemos lo que esto significa y sino, solo hay que mirar un informativo en TVE. Con esta medida al más rancio estilo chino o turco, ni yo, ni este blog existiríamos en las redes. Los perfiles críticos que no fueran con foto y DNI en la boca serían eliminados y así conseguirían esa máxima de las grandes dictaduras: " Lo que no se ve, no existe!

     La escalada ultra nacionalista del gobierno de Rajoy, da para mucho más, pero solo con lo aquí expuesto, sería para coger las banderas, esta vez sí y correrlos a banderazos a Rajoy, sus ministros y a alguno de los cargos de su partido hasta la frontera de Francia. Ni merecen el gobierno, ni merecen nuestro respeto. Solo merecen el ostracismo y alguno de ellos, empezando por el PPresidente, la cárcel.


domingo, 5 de noviembre de 2017

De como el PP acabó con la separación de poderes

     Donde hay poca justicia es un peligro tener razón. - Francisco de Quevedo.


     Mucho hablamos estos días de estado de derecho o separación de poderes, que si en España hay separación de poderes, que si la independencia judicial es una de las bases de nuestro estado de derecho... Tanta reafirmación de lo obvio es un indicador claro de que algo no funciona bien ni en nuestra justicia, ni en nuestro estado de derecho y que por desgracia con la crisis en Cataluña se ha puesto de manifiesto, haciéndonos parecer más el cinematográfico Reino de Zamunda que un moderno y democrático estado europeo.


     La arbitraria y extrema decisión de la juez Lamela contra los Jordis primero y contra parte del legítimo Gobierno catalán esta semana, es la consecuencia del menoscabo que la independencia judicial ha sufrido por las injerencias directas del gobierno de los PPajarracos. La inhabilitación de Baltasar Garzón o la anulación de la justicia universal fueron algunas de las primeras intervenciones de Rajoy y sus esbirros contra el Poder Judicial. A partir de aquí y con la llegada del sibilino Catalá al Ministerio de Justicia, el Gobierno se ha dedicado a poner, quitar o remover jueces, fiscales o responsables de investigaciones en los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado. Catalá usa la Fiscalía General como si fuera suya, obligando a irse a Torres Dulce o destituyendo a Consuelo Madrigal porque no obedecían ciegamente sus órdenes. Con el actual Fiscal de la Maza, Catalá parece tener mejor sintonía. Los dos autoritarios, con escasas convicciones democráticas en lo de aplicar justicia e incluso comparten reprobación parlamentaria. Para que todo salga bien, necesitan tener de su lado a algunos jueces colocados estratégicamente y ahí es donde entran los y las Lamelas de turno. Todo este entramado urdido por Catalá, permite al Gobierno dictar en que términos debe fallar el Constitucional o como deben ser los autos de la juez Lamela, incluso hace unos días cuando se decidió sobre el recurso con el que los Jordis pedían su libertad, participaron cinco magistrados, cuando lo habitual en estas vistillas, es que solo haya tres. Despropósito tras despropósito.

     La vengativa administración de justicia actual y quizás una estrategia electoral, hacen que a nadie extrañe que Puigdemont y sus cuatro consejeros hayan puesto pies en polvorosa. Con un Gobierno plagado de ultras, apoyados por el ultra-centro de Ciudadanos y el PSOE en plena crisis de identidad, han llevado a que en la EsPPaña del siglo XXI no se garanticen ni los derechos fundamentales, ni una justicia justa. Ahora es Puigdemont, pero si seguimos callando, mañana podemos ser cualquiera.